Skip to content Skip to left sidebar Skip to footer

Alta Sanabria

El oso causa daños en un colmenar en Porto

Una nueva incursión del oso provocó daños en un colmenar de Porto, donde causó daños en cinco colmenas de la explotación Apícola Portexa de José Antonio Bruña Pérez. Los apicultores afectados y la asociación profesional Apis Durii reiteran la necesidad de apoyo de la Junta, que se convoquen las ayudas para la adquisición de pastores eléctricos y que se agilicen los pagos de daños además de asesorar a un colectivo que sufre la proliferación de ataques.

Fuente: La Opinión de Zamora

La Tejera, el pueblo que esquivó el COVID

En La Tejera estos días hay faena con la leña y los huertos, sus vecinos están en plena actividad. En este pequeño pueblo de la Alta Sanabria, en el municipio de Hermisende, donde viven una veintena de personas, no se ha registrado ningún caso de la enfermedad. Seis personas grandes dependientes y mayores recibirán el día 24 la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19.

Fuente: La Opinión de Zamora

Las tres zonas de Zamora libres de coronavirus esta última semana

El avance de los nuevos contagios de coronavirus y de los brotes deja libre en los últimos siete días a tres zonas básicas de salud. Ninguna de ellas ha registrado una PCR positiva en la última semana y resisten, principalmente, a los temidos brotes a pesar de haber tenido algunos casos a lo largo del verano.

Se trata de las zonas básicas de salud de Alta Sanabria, Carbajales de Alba y Tábara, donde esta semana los vecinos han vuelto a plantar cara al virus y no han registrado nuevos contagios.

Fuente: Zamora 24 horas

Silencio en romería de La Tuiza

La explanada vacía del santuario de Nuestra Señora de la Nieves, la Virgen de la Tuíza, brindó ayer una imagen nada esperada en el día de su fiesta grande. La suspensión de todos los actos religiosos y festivos dejó una celebración para olvidar en tiempos de pandemia, por la imposibilidad de que sus devotos, incluso los más cercanos de Chanos y Lubián se pudieran acercar hasta el templo.

Fuente: La Opinión de Zamora